¿Cómo preparar el encastadero para tener mejores crías?

Preparar el encastadero ayudará a que el encaste sea una tarea sencilla. En este proceso se debe tratar previamente la gallina y el gallo para aplicar una técnica de apareamiento que dé buenos resultados. Además, es necesario dedicar tiempo y recursos a arreglar el lugar donde estarán los animales.

Descuidar las condiciones del lugar de encaste dará lugar a crías con características deficientes. ¿Cómo puedes preparar el encastadero para conseguir buenos resultados? Aquí te presentamos nuestras recomendaciones.

 

Preparar el encastadero de campeones

Opta por hacer el encaste en un ambiente controlado, techado y semioscuro. Trata de imitar las condiciones de la naturaleza que las gallinas buscarían por instinto para tener sus crías.

Haz los nidos con una cubeta plástica negra (de 5 galones). Abre un hueco por donde la gallina tenga espacio para entrar y salir, y llena el interior con paja, viruta o arena fina. Así tendrán un lugar secreto y protegido.

El gallo necesita un rejón amplio en el que pueda recibir la gallina cómodamente para ejecutar su juego de apareamiento y montarla con libertad. Se prefiere llevar a las hembras hasta donde está el macho para no estresarlo o golpearlo.

Los rejones deben tener un piso cómodo. Se puede utilizar viruta de pino blanco que les permita escarbar sin mucho esfuerzo y que no les maltrate sus patas.

Al preparar el encastadero recuerda que debe contar con un bebedero, un comedero y un palo para dormir.

 

Higiene: vital al preparar el encastadero

La condición principal para preparar el encastadero de una traba de gallos es la higiene, la cual mantiene las aves y el pie de cría en óptimas condiciones. Cuidar el aseo mientras dura la reproducción garantizará huevos y pollitos de mejor tamaño y salud.

Los bebederos deben ser lavados diariamente con el objetivo de que ingieran agua limpia. Preparar el encastadero es clave, y con esto se evitan enfermedades del tracto digestivo, como diarrea, y otras complicaciones.

Recuerda revisar dos veces al día los bebederos porque no les puede faltar nunca. Durante el periodo de encaste hay que proporcionar agua vitaminada con minerales, pues durante la reproducción es muy común que haya desbalances de estos nutrientes.

Con respecto a la alimentación, se recomienda que las gallinas coman alimento de ponedora hasta que haya puesto el tercer o cuarto huevo y luego cambiarlo por maíz. El gallo se puede alimentar con la dieta acostumbrada.

Por último, como parte de la limpieza al preparar el encastadero hay que retirar las plumas que vayan soltando los gallos y gallinas en los rejones. Si se comen una pluma se les puede obstruir el tracto digestivo.

Si te das cuenta, preparar el encastadero requiere dedicación si se quieren conseguir los mejores resultados con crías de condiciones excelentes. Pero tu esfuerzo valdrá la pena.

Leave a Comment

Sign in to post your comment or sign-up if you don't have any account.

YoutubeInstagramFacebook